Software libre para una sociedad libre

24 01 2011

Capitulo I

Proyecto GNU

Libre en su acepción de libertad

El término de «software libre»  no tiene ninguna relación con el precio. Lo que importa es la libertad. Un programa es software libre para el usuario siempre que, como usuario particular, tenga:

1. La libertad de ejecutar el programa sea cual sea el propósito.

2. La libertad para modificar el programa para ajustarlo a tus necesidades. (Para que se trate de una libertad efectiva en la práctica, deberás tener acceso al código fuente, dado que sin él la tarea de incorporar cambios en un programa es extremadamente difícil.)

3. La libertad de redistribuir copias, ya sea de forma gratuita, ya sea a cambio del pago de un precio.

4. La libertad de distribuir versiones modificadas del programa, de tal forma que la comunidad pueda aprovechar las mejora introducidas.

Capítulo 2
El Manifiesto GNU

¿Qué es GNU? ¡Gnu No es Unix!

GNU es el nombre de un sistema de software completamente compatible con Unix  desarrollado para que sea regalado libremente a quien pueda utilizarlo.

GNU es capaz de ejecutar programas de Unix, pero no es identico a Unix.

Por qué GNU será compatible con Unix

Las características esenciales de Unix son buenas. Un sistema compatible con Unix sería conveniente para que otras personas puedan adoptarlo.

Cómo estará disponible GNU

GNU no es de dominio público. Todos tienen permiso para modificar y redistribuir GNU, pero a ningún distribuidor se le permitirá restringir su redistribución posterior. Es decir, no estarán permitidas modificaciones propietarias.

Por qué quieren cooperar muchos otros programadores

Muchos programadores están descontentos con la comercialización del software de sistema. Puede permitirles ganar más dinero, pero por lo general les hace sentirse en conflicto con otros programadores, en lugar de sentirse como compañeros.

Al desarrollar y utilizar GNU en lugar de programas propietarios, nosotros podemos ser hospitalarios con todos y obedecer la ley. Además, GNU sirve como ejemplo de inspiración y como bandera para conminar a otros a unirse a nosotros en el acto de compartir. Esto puede darnos una sensación de armonía que es imposible cuando utilizamos software que no es libre.

Cómo puedes contribuir

Una consecuencia que esperable si donas equipos es que GNU se ejecutará en ellos desde una etapa temprana. Las máquinas deberán estar completas, con los sistemas listos para su uso, probadas para uso en áreas residenciales y no requerir ventilación o fuentes de energía sofisticadas.

Para la mayoría de los proyectos esta distribución de trabajos a tiempo parcial sería muy difícil de coordinar. Pero para la tarea particular de reemplazar Unix no existe este problema. Un sistema completo en Unix contiene cientos de utilidades, cada una de las cuales se documenta por separado. Casi todas las especificaciones de la interfaz han sido fijadas para ser compatibles con Unix. Si cada colaborador puede escribir un sustituto compatible para una sola utilidad Unix, y hacer que funciones apropiadamente en lugar del programa original en un sistema Unix, entonces estas utilidades funcionarán correctamente cuando sean reunidas.

Por qué se beneficiarán todos los usuarios de ordenadores

Todos podremos obtener un buen sistema de software libre, al igual que obtenemos aire. Esto significa mucho más que el simple ahorro del precio de una licencia Unix. Significa que se evitará mucho del derroche de esfuerzos en la duplicación de la programación de sistemas. Este esfuerzo puede enfocarse mejor para hacer avanzar el estado de la técnica.

Los códigos completos del sistema estarán disponibles para todo el mundo, un usuario que necesite modificar el sistema será siempre libre de hacerlo por sí mismo, o de contratar a cualquier programador o empresa disponible para hacerlo por él.

Las escuelas podrán proporcionar un ambiente bastante más educativo, animando todos los estudiantes a estudiar y mejorar el código del sistema.

Finalmente, el lastre de considerar quién es dueño de qué sistema de software y de lo que está o no está permitido hacer con él, habrá desaparecido.

Copiar por completo o una parte de un programa es tan natural para un programador como respirar y le es igual de productivo. Debiera ser igualmente libre.

Algunas objeciones fácilmente rebatibles a los objetivos de GNU:

«Nadie lo usará debido a que es gratuito, ya que esto significa que no cuenta con ninguna asistencia».

«Se tiene que cobrar por el programa para pagar el servicio de soporte.»

Debemos distinguir entre asistencia bajo la forma de un verdadero trabajo de programación y lo que es meramente llevar de la mano al usuario.
Si tu negocio requiere poder confiar en la asistencia, la única manera es tener el código fuente y todas las herramientas necesarias. De este modo, puedes contratar a cualquier persona disponible para corregir el problema; y no estar a merced de ningún individuo.

Con Unix, el precio del código fuente deja esta posibilidad fuera de cualquier consideración para la mayoría de los negocios. Con GNU esto será sencillo. Es posible que todavía no haya ninguna persona competente disponible, pero este problema no se le puede imputar a los acuerdos de distribución. GNU no elimina todos los problemas, sólo algunos de ellos.

«No se puede llegar a mucha gente sin publicidad y uno debe cobrar por el programa para mantener esto».

«No tiene sentido dar publicidad a un programa que la gente puede obtener gratuitamente».

Existen varias formas de publicidad gratuita o de bajo costo que pueden usarse para informar a numerosos usuarios de ordenadores acerca de algo como GNU. Pero quizá sea verdad que se puede llegar a más usuarios de microordenadores a través de la publicidad. Si realmente es así, un negocio que haga publicidad del servicio de copia y envío de GNU por un precio, debería ser lo suficientemente exitoso como para pagar como mínimo su publicidad. De esta forma, sólo los usuarios que se beneficien de la publicidad pagarán por ella.

«Mi compañía necesita un sistema operativo propietario para tener una ventaja competitiva»

GNU sacará al software de sistema operativo del entorno de la competencia. Usted no podrá obtener una ventaja en esta área, pero tampoco la competencia podrá tenerla frente a usted. Usted y ellos competirán en otras áreas, mientras se benefician mutuamente en ésta. Si tu negocio es vender un sistema operativo, no te gustará GNU, pero ese es tu problema. Si tu negocio es otra cosa, GNU puede salvarlo de ser arrojado al costoso negocio de la venta de sistemas operativos.

«¿No merecen los programadores una recompensa por su creatividad?»

Si hay algo que merezca una recompensa es la contribución social. La creatividad puede considerarse una contribución social, pero sólo si la sociedad es libre de aprovechar sus resultados. Si los programadores merecen ser recompensados por la creación de programas innovadores, bajo esta misma lógica deben ser castigados si restringen el uso de estos programas.

«¿No debería tener el programador la opción de pedir una recompensa por su creatividad?»

No hay nada que objetar en querer un pago por el trabajo, o por buscar maximizar los propios ingresos, siempre y cuando no se utilicen medios que sean destructivos.
Extraer dinero de los usuarios de un programa mediante la restricción de su uso resulta destructivo porque las restricciones reducen la cantidad y las formas en que el programa puede ser utilizado. Esto reduce la cantidad de riqueza que la humanidad obtiene del programa. Cuando se opta deliberadamente por la restricción, las consecuencias dañinas son la destrucción deliberada.
Específicamente, el deseo de ser recompensado por la creatividad de uno no justifica privar al mundo en general de toda o parte de esa creatividad.

«¿No pasarán hambre los programadores?»

La verdadera razón por la que los programadores no se morirán de hambre es porque aún es posible que se les pague por programar; sólo que no se les pagará tanto como en la actualidad. Restringir la copia no es la única forma para hacer negocios con el software. Es la forma más común porque es de la que se obtiene más dinero. Si ésta se prohibiera o fuese rechazada por el comprador, el negocio del software se movería hacia otras formas de organización que actualmente no se usan tan a menudo. Hay siempre muchos modos para organizar cualquier tipo de negocio.
No se considera una injusticia que los dependientes de tiendas obtengan los salarios que ganan actualmente. Si los programadores ganaran lo mismo, no será tampoco una injusticia. (En la práctica ellos ganarán considerablemente más).

«¿No tiene derecho la gente a controlar cómo se usa su creatividad?»

La idea del copyright no existía en tiempos antiguos, cuando los autores frecuentemente copiaban bastantes obras de otros autores en obras de no ficción. Esta práctica era útil, y ha sido la única forma de que las obras de muchos autores, aunque sólo sea en parte, hayan sobrevivido. El sistema de derechos de autor fue creado expresamente con el propósito de promover la autoría. En el ámbito para el que se inventó —libros, que sólo podían ser copiados económicamente en una imprenta— hacía muy poco daño y no obstruía a la mayor parte de los individuos que leían los libros.

Todos los derechos de propiedad intelectual son únicamente licencias que otorga la sociedad porque se pensaba, correcta o equivocadamente, que la sociedad en conjunto se beneficiaría al ser otorgados. Pero en cualquier situación particular, necesitamos
preguntarnos: ¿nos beneficia haber otorgado tal licencia? ¿Qué tipo de acto estamos permitiendo que haga una persona?.

El caso de los actuales programas es muy diferente al de los libros de hace cien años. El hecho de que la forma más sencilla de copiar un programa sea de un vecino a otro, el hecho de que un programa sea tanto el código fuente como el código objeto, siempre distintos, y el hecho de que el programa sea usado y no leído y disfrutado, se combinan para crear una situación en la que una persona que hace valer un copyright está dañando a la sociedad en su conjunto tanto materialmente como espiritualmente; nadie debería hacerlo a pesar de que la ley se lo permita.

«La competencia hace que las cosas se hagan mejor»

El paradigma de la competencia es una carrera: al premiar al ganador, estamos alentando a todos a correr más rápido. Si los corredores olvidan por qué se otorga el premio y se centran en ganar sin importar cómo, pueden encontrar otras estrategias —como atacar a los otros corredores.

El software propietario y secreto es el equivalente moral de los corredores en una pelea a puñetazos. Es triste decirlo, pero el único árbitro que tenemos no parece estar en contra de las peleas; sólo las regula —«por cada 10 yardas que corras, tienes derecho a un disparo». Lo que debería hacer es separarlos y penalizar a los corredores por el solo hecho de intentar pelear.

«¿No dejarán todos de programar si no hay un incentivo monetario?»

De hecho, mucha gente va a programar sin absolutamente ningún incentivo monetario.
La programación tiene una fascinación irresistible para algunas personas, generalmente para las mejores en el ramo. No hay escasez de músicos profesionales que sigan en lo suyo aunque no tengan esperanzas de ganarse la vida de esta forma.

El pago a los programadores no va a desaparecer, sólo se va a reducir. La pregunta correcta es, ¿alguien programará con la reducción en el incentivo monetario?.

Lo que muestran los hechos es que la gente programa por razones distintas a la de la riqueza; pero si se les da una oportunidad de hacer también mucho dinero, ésta entrará en sus expectativas y la van a exigir. Las organizaciones que pagan poco no podrán competir con las que pagan mucho, pero no tendría que irles tan mal si las que pagan mucho fueran prohibidas.

«Necesitamos a los programadores desesperadamente. Si ellos nos pidieran que dejemos de ayudar a nuestro prójimo, tendríamos que obedecer»

Uno nunca está tan desesperado como para tener que obedecer este tipo de exigencia. Recuerda: millones para nuestra defensa, ¡pero ni un céntimo para tributos!

«Los programadores necesitan tener alguna forma de ganarse la vida»

A corto plazo, esto es verdad. Sin embargo, hay bastantes maneras de que los programadores puedan ganarse la vida sin vender el derecho a usar un programa. Esta manera es frecuente ahora porque es la que les da a los programadores y hombres de negocios más dinero, no porque sea la única forma de ganarse la vida. Es fácil encontrar otras formas, si quieres encontrarlas.

Capítulo 3
La definición de software libre

Conservamos esta definición de software libre para expresar claramente el verdadero significado de los programas de software libre.
El «software libre» es una cuestión de libertad, no de precio. Para comprender este concepto, debemos pensar en la acepción de libre como en «libertad de expresión» y no como en «barra libre de cerveza».
Con software libre nos referimos a la libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, cambiar y mejorar el software. Nos referimos especialmente a cuatro clases de libertad para los usuarios de software:

  • Libertad 0: la libertad para ejecutar el programa sea cual sea nuestro propósito.
  • Libertad 1: la libertad para estudiar el funcionamiento del programa y adaptarlo a tus necesidades —el acceso al código fuente es condición indispensable para esto.
  • Libertad 2: la libertad para redistribuir copias y ayudar así a tu vecino.
  • Libertad 3: la libertad para mejorar el programa y luego publicarlo para el bien de toda la comunidad —el acceso al código fuente es condición indispensable para esto.

Capítulo 4
Por qué el software no debe tener propietarios

Las tecnologías digitales de la información ayudan al mundo haciendo que sea más fácil copiar y modificar información. Los ordenadores prometen hacer esto de forma más sencilla para todos.

No todo el mundo quiere que esto sea más fácil. El sistema de copyright permite que los programas de software tengan «propietarios», la mayor parte de los cuales pretende privar al resto del mundo del beneficio potencial del software. Los propietarios desearían ser los únicos que pueden copiar y modificar el software que usamos.

El sistema de copyright se desarrolló con la imprenta —una tecnología usada para la producción masiva de copias. El copyright se ajustaba bien a esta tecnología puesto que restringía sólo a los productores de copias en masa. No privaba de libertad a los lectores
de libros. Un lector cualquiera, que no poseyera una imprenta, sólo podía copiar libros con pluma y tinta, y a pocos lectores se les ponía un pleito por ello.

Insultos

Los propietarios usan palabras difamatorias como «piratería» y «robo», al igual que terminología experta como  «propiedad intelectual» y «daño»,  para  sugerir una  cierta línea  de  pensamiento al público una  analogía simplona entre  los programas y los objetos físicos.

Exageración

Los propietarios dicen  que  sufren  un  «daño»  o «pérdida económica» cuando los usuarios copian  programas por su cuenta.  Pero copiar  no tiene un efecto directo  sobre el propietario, y no hace daño  a nadie.  El propietario sólo puede perder si la persona que hizo la copia hubiese pagado por otra del propietario en su lugar.

La ley

Los propietarios a menudo describen el estado actual  de la ley, así como las duras sanciones con las que nos amenazan. Implícita en este enfoque va la sugerencia de que la ley actual refleja un punto de vista moral incuestionable y aun así al mismo tiempo, se nos insta a considerar estas sanciones como hechos naturales por los que no se puede responsabilizar a nadie.

Derecho natural

Los autores a menudo apelan a una  conexión  especial  con los programas que han escrito y añaden que, en consecuencia, sus deseos e intereses respecto al programa simplemente prevalecen sobre los de cualquier otra persona o incluso  sobre los del resto del mundo.

El hecho  de que  tú  ejecutes  o modifiques un  programa que  yo he escrito  te afecta a ti directamente y a mí sólo indirectamente. Si tú le das una copia a tu amigo  te afecta a ti y a tu amigo  mucho  más que lo que me afecta a mí. Yo no debería tener  el poder de decirte  que no hagas  estas cosas. A la gente  se le ha dicho  que  el derecho natural de  los autores sea una tradición indiscutida y aceptada en nuestra sociedad.

Economía

Pero si un programa tiene un propietario, esto afecta en gran medida a lo que es, y a lo que puedes hacer  con una  copia si la compras. La diferencia no es sólo una  cuestión  de dinero. El sistema  de propietarios de software incentiva a los propietarios de software a producir algo pero no lo que la sociedad realmente necesita.  Y causa una contaminación ética intangible que nos afecta a todos.

La sociedad también necesita  libertad. Cuando un programa tiene  un propietario, los usuarios pierden la libertad de controlar una parte  de sus propias vidas. Y sobre  todo  una  sociedad necesita  incentivar el espíritu de cooperación entre  sus ciudadanos. Cuando los propietarios de software nos dicen  que ayudar a nuestro vecino de  una  manera natural es «piratería», están  contaminando el espíritu cívico de nuestra sociedad.

La Free Software  Foundation (FSF), una  entidad sin ánimo  de lucro exenta  de impuestos para el desarrollo de software libre, consigue fondos  mediante la venta  de CD- ROMs de GNU, camisetas, manuales y distribuciones «deluxe»,  (que los usuarios son siempre libres de copiar y modificar), así como mediante donaciones. Ahora cuenta  con un equipo de cinco programadores y tres empleados que se encargan de los pedidos por correo.

Algunos desarrolladores de software libre ganan dinero mediante la venta de servicios de soporte. Cygnus Support,3 que cuenta  con alrededor de 50 empleados [en 1994, cuando se escribió este artículo],  estima que en torno al 15 por ciento de la actividad de su equipo es desarrollo de software libre un porcentaje respetable para una compañía de software.

Capítulo 5
¿Qué encierra un nombre?

Los nombres transmiten significados; nuestra elección  de los nombres determina el significado de lo que expresamos. Un nombre inadecuado dará  a la gente  una  idea equivocada.

El Mundo Libre  que  se ha desarrollado en torno  a GNU/Linux no es un  lugar  seguro;  los problemas que  nos llevaron a crear  GNU  no han sido completamente erradicados y amenazan con volver.

Es posible  escribir  buen  software libre sin pensar en GNU; muchos buenos programas se desarrollaron en nombre de Linux. Pero «Linux» se ha asociado,  desde  que fuera acuñado, con una filosofía que no se compromete con la libertad para  cooperar. Como el nombre se emplea cada vez más en el mundo de las empresas, resultará incluso  más difícil asociarlo  con el espíritu comunitario.

Un gran  reto  para  el futuro del software libre  es la tendencia de las empresas de distribución de Linux a agregar software no libre a GNU/Linux en nombre de la conveniencia  y la potencia. La mayor  parte  de los desarrolladores de distribución comercial hacen  esto; ninguno produce una  distribución completamente libre.

Los usuarios que  son  conscientes de  estar  utilizando un  sistema  originado en el proyecto GNU pueden ver una relación  directa  entre ellos mismos y GNU. No estarán automáticamente de acuerdo con nuestra filosofía,  pero  al menos  tendrán una  razón para  pensar seriamente sobre  ello. Por  el contrario, quienes se consideran «usuarios de Linux» y crean que el proyecto GNU «desarrolla herramientas útiles y compatibles con Linux», perciben por lo general  una relación  indirecta entre  GNU y ellos. Cuando entren en contacto  con ella, se limitarán a ignorar la filosofía de GNU.

El proyecto GNU es idealista y cualquiera que hoy promueva el idealismo se enfrenta a un gran obstáculo: la ideología dominante anima  a la gente a descartar el idealismo por ser «poco práctico».  Nuestro idealismo ha sido extremadamente práctico: es la razón de que existe un sistema  operativo GNU/Linux libre. La gente que disfruta de este sistema  debería saber que se trata de nuestro idealismo hecho realidad.

Capítulo 6
Por qué «software libre» es mejor que «open source»

La diferencia fundamental entre  los dos  movimientos está  en sus  valores,  en su visión  del mundo. Para  el movimiento open source, la cuestión de si el software debe ser de fuente  abierta  es una  cuestión práctica, no ética. Como  lo expresó  alguien, «el open source es un  método de  desarrollo; el software libre  es un  movimiento  social». Para el movimiento open source, el software no libre es una solución ineficiente.  Para el movimiento de software libre, el software no libre es un problema social y el software libre es la solución.

Relación entre el movimiento del software libre y el movimiento «open  source»

El movimiento del software libre y el movimiento open source son como dos campos  políticos  dentro de la comunidad del software libre.

La relación  entre  el movimiento del software libre y el movimiento open source es justo la contraria a esa imagen. Estamos  en desacuerdo en los principios básicos, pero estamos mas o menos de acuerdo en las recomendaciones prácticas. Así que trabajamos juntos en muchos proyectos específicos. No pensamos el movimiento open source como enemigo. El enemigo es el software propietario.

No estamos en contra  del  movimiento open source, pero  no queremos que  se nos mezcle.  Reconocemos que  han  contribuido a nuestra comunidad, pero  nosotros creamos esta comunidad, y queremos que la gente  lo sepa.  Queremos que la gente  asocie nuestros logros  con nuestros valores  y filosofía, no con los de ellos. Queremos que se nos oiga, no estar difuminados detrás de un grupo con puntos de vista diferentes. Para prevenir que la gente piense que somos parte  de ellos, hacemos malabares para no usar la palabra «open» al describir el software libre.

Comparación de los dos términos

Ambigüedad

El término «software libre» conlleva un problema de ambigüedad para las personas de  habla  inglesa,  un  significado indeseado, «software que  se puede obtener por  un precio cero», que encaja también con el significado deseado: «software que da al usuario ciertas libertades».

La definición oficial de «software de código fuente abierto»,  tal y como está publicada por la Open Source Initiative, se acerca mucho  a nuestra definición de software libre; de todos  modos,  es algo pobre  en algunos aspectos,  y han aceptado algunas licencias que  nosotros consideramos inaceptablemente restrictivas para  los usuarios. Así definió «software open source» el escritor  Neil Stephenson:

Linux  es “software open source”, lo cual quiere  decir  simplemente que  cualquiera puede conseguir copias de sus archivos de código fuente.

 

Miedo a la libertad

El argumento principal del término «software open source» es que el término «software libre» hace que algunas personas se sientan incómodas. Esto es cierto: hablar sobre libertad, sobre asuntos éticos, sobre responsabilidades así como sobre conveniencia, es pedirle a la gente que piense  sobre cosas que preferiría ignorar. Esto puede causar  malestar, y algunas personas pueden rechazar la idea por eso.

Actualmente tenemos mucho  «guarda silencio», pero no tenemos suficiente libertad de hablar.  La mayoría de la gente comprometida con el software libre dice poco acerca de la libertad normalmente porque buscan tener  «más aceptación en las empresas». Los distribuidores de software muestran este patrón de forma especial. Algunos distribuidores de software GNU/Linux añaden paquetes propietarios al sistema  básico libre e invitan a los usuarios a considerar esto como una ventaja, en lugar  de un retroceso en la libertad.

 

¿Podría ayudar una marca registrada?

Los defensores del open source trataron de convertirlo en una  marca  registrada, diciendo  que esto podría permitirles prevenir su mal uso. Se desistió del intento cuando se dejó prescribir la solicitud en 1999, de tal forma  que  el rango  legal del open source es el mismo  que el del «software libre»: no hay restricción legal para  su uso. He oído informaciones sobre  ciertas  compañías que llaman  open source a sus paquetes de software  aunque no se ajustaban a la definición oficial; yo mismo  he observado algunos ejemplos.

 

Malentendidos del «open  source»

La definición de open source es suficientemente clara y está bastante claro que el típico programa no libre no cumple con esa calificación. Entonces  pensarás que «compañía de software open source» podría significar aquella cuyos productos son software libre, o que están cerca de serlo.

Con el paso  de los años  muchas compañías han  contribuido al desarrollo del software  libre. Algunas de estas  compañías desarrollaban principalmente software no libre, pero  las dos actividades estaban separadas; así, podíamos ignorar sus productos no libres, y trabajar con ellos en proyectos de software libre.

Difundir la idea  de libertad es un gran  trabajo  —necesita  de tu ayuda. Por eso en el proyecto GNU somos  fieles al término «software libre», y así poder ayudar a hacer ese trabajo.

Capítulo 7
Cómo promover el software libre si trabajas en la Universidad

En el movimiento del software libre creemos  que los usuarios de ordenadores deberían  tener  libertad para  cambiar  y redistribuir el software que  utilizan. El adjetivo «libre» en el software libre hace referencia a la libertad: libertad del usuario para  ejecutar,  modificar y redistribuir software. El software libre contribuye al saber  humano, al contrario que  el software propietario. Por este motivo,  las universidades deberían fomentar el software libre, para  hacer una aportación al progreso del conocimiento humano,  del  mismo  modo  que  deben  animar a científicos  y académicos a publicar sus obras.

Con el paso  de los años, varias  filiales universitarias han acudido con frecuencia a la Free Software  Foundation para  asesorarse sobre la forma  de negociar con los gerentes que opinan que el software es tan sólo algo que vender. Un buen  método, aplicable incluso a proyectos específicamente financiados, consiste en basar su trabajo en un programa  ya existente publicado con GNU GPL. De esta forma,  se puede responder a los gerentes: «No podemos publicar la versión modificada, a menos que sea con GNU GPL, de otro modo  estaríamos infringiendo el copyright».

Con el paso  de los años, varias  filiales universitarias han acudido con frecuencia a la Free Software  Foundation para  asesorarse sobre la forma  de negociar con los gerentes que opinan que el software es tan sólo algo que vender. Un buen  método, aplicable incluso a proyectos específicamente financiados, consiste en basar su trabajo en un programa  ya existente publicado con GNU GPL. De esta forma,  se puede responder a los gerentes: «No podemos publicar la versión modificada, a menos que sea con GNU GPL, de otro modo  estaríamos infringiendo el copyright».

Si se parte  de unos  valores  «pragmáticos», es difícil plantear buenas razones para rechazar estas propuestas, que son en realidad un callejón sin salida,  sucede  lo contra rio al fundamentar nuestra postura en valores  éticos y políticos.

Capítulo 8
Vender software libre

La palabra «libre» admite dos significados generales; se puede referir  tanto  a la libertad como al precio. Cuando hablamos de «software libre» nos referimos a la libertad y no al precio. En concreto,  esto significa que un usuario es libre de instalar un programa, cambiarlo y redistribuirlo con o sin cambios.

Algunas veces  los programas libres  se distribuyen gratis  y otras  a cambio  de  un precio cuantioso. A menudo un mismo  programa está disponible de ambas  formas  en diferentes lugares. El programa es libre sin que importe su precio, porque los usuarios lo pueden utilizar libremente.

Los programas que no son libres se venden frecuentemente a precios  altos, pero  a veces una  tienda te ofrece una  copia  sin cobrarte. No obstante, eso no lo convierte en software libre. Con o sin precio,  el programa no es libre porque los usuarios no tienen libertad.

Dado  que el software libre no es una  cuestión de precio,  un precio  bajo no resulta más libre, ni más próximo a lo libre. De modo  que si redistribuyes copias  de software libre, también puedes fijar un precio cuantioso para  hacer algo de dinero. Redistribuir software es una  actividad buena  y legítima;  si lo haces, también puedes sacar una  ganancia  por ello.

 

¿Puede  perjudicar  un precio  de distribución más alto a algunos usuarios?

A la gente a veces le preocupa que un alto precio de distribución ponga al software libre fuera  del alcance  de usuarios sin mucho  dinero. Con el software propietario, un precio alto provoca exactamente esto pero el software libre es diferente. La diferencia es que  el software libre  tiende  a difundirse de forma  natural y hay muchas formas  de obtenerlo.

¿Puede  desalentar un precio  de distribución más alto el uso  de software libre?

Otro motivo  de preocupación común  está relacionado con la popularidad del software  libre. La gente  piensa  que los precios  de distribución altos podrían reducir el número de usuarios, o que los precios  bajos pueden alentarlo.

A largo plazo,  la cantidad de gente  que use software libre depende principalmente de cuanto  puede hacer  con el software libre y de lo fácil que  sea su manejo.  Muchos usuarios seguirán utilizando software propietario si el software libre no puede hacer todos los trabajos que ellos desean. Así, si queremos incrementar el número de usuarios a largo plazo, deberemos sobre todo desarrollar más software libre.

La expresión «vender software» también puede ser confusa

Rigurosamente «vender» significa intercambiar bienes por dinero. Vender una copia de un programa libre es legítimo  y nosotros lo alentamos. De todos modos,  cuando la gente piensa acerca de «vender software», normalmente imagina que  se hace del mismo  modo  que  la mayoría de las empresas: produciendo software propietario mejor que software libre.

Altos  o bajos precios y la GNU  GPL

Excepto  en un caso especial,  la licencia  GPL (General  Public  License) de GNU  no establece  requisitos sobre  cuánto  puedes cobrar  por  distribuir una  copia  de software libre. Puedes no cobrar  nada,  un penique, un dólar  o un billón de dólares. Depende de ti y del mercado, así que no te nos quejes si nadie quiere  pagar un billón de dólares por una copia.

A veces las compañías cuyas  actividades traspasan la línea de lo que la GNU GPL permite, suplican un  permiso y dicen  «no cobraremos por  el software GNU»,  o algo parecido. Así no llegan a ninguna parte.  El software libre tiene que ver con la libertad y reforzar la GPL es defender la libertad. Al defender la libertad de los usuarios, no nos distraen cuestiones secundarias como cuánto  se cobra por una distribución. La libertad es la cuestión, toda la cuestión y la única cuestión.

Capítulo 9
El software libre necesita documentación libre

La mayor deficiencia en los sistemas operativos libres no se encuentra en el software, sino en la falta de buenos manuales libres que podamos incluir en esos sistemas. Muchos de nuestros programas más importantes no vienen acompañados de manuales completos. La documentación es una parte esencial de cualquier paquete de software; cuando un paquete de software libre relevante no está acompañado de un manual libre, se da una tremenda laguna. Hoy en día tenemos muchas de estas lagunas.

La documentación libre, como el software libre, es un asunto de libertad y no de pre- cio. El problema con estos manuales no era que O´Reilly pusiera un precio por ejemplar impreso lo cual en sí está bien. (La Free Software Foundation también vende ejempla- res impresos de manuales sobre  GNU). Pero los manuales de GNU están  disponibles con su código fuente,  mientras que estos manuales sólo están disponibles en papel.

El criterio con los manuales libres es bastante parecido al del software libre: se trata de proporcionar ciertas libertades a todos los usuarios. La distribución incluyendo la distribución comercial debe ser permitida, de modo que el manual pueda acompañar a cada copia del programa, en papel o en la Red. El permiso de modificación es también crucial.

Podemos animar a los editores comerciales a vender manuales libres basados en copyleft  en lugar  de manuales propietarios. Puedes ayudar si compruebas las condiciones de distribución de un  manual antes  de comprarlo y eliges  los manuales copyleft  frente los que no los son.

AUTOR: Richard M. Stallman


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: